Collar y tiroides

¿Puede el uso del collar provocar cambios en el comportamiento de tu perro?

Ya hemos hablado muchas veces de las nefastas consecuencias, físicas y emocionales que tiene para nuestros perros la utilización de collares de ahogo y semi ahogo (cordinos, martingale…) o pinchos pero hoy vamos a ir más allá, vamos a analizar si el uso del collar convencional puede provocar alteraciones en el comportamiento de nuestro perro. 

Uno de los motivos más relevante pero menos conocido y tenido en cuenta a la hora de poner un arnés a nuestro perro en lugar de un collar convencional, son los daños que se pueden producir en la glándula tiroides y sus consecuencias.


La tiroides es una pequeña glándula que se encuentra en la parte frontal del cuello del perro, tiene forma de mariposa con un lóbulo a cada lado de la traquea. La hormona tiroidea juega un papel muy importante en la regulación del metabolismo y en el funcionamiento adecuado del cuerpo. Es necesaria para el buen funcionamiento del corazón, pulmones, sistema digestivo, la piel y el cerebro, así como para fortalecer el pelo y los huesos. Tiene un funcionamiento complejo sometido a complicados mecanismos de control que hasta ahora no se conocen en su totalidad en el perro, pese a ello, hay indicios que sugieren un mecanismo regulador similar al descrito en la rata y el hombre.


Una de las afecciones de la tiroides descritas en veterinaria es el hipotiroidismo, un trastorno en el que las glándulas tiroides tienen poca actividad y no secretan la suficiente hormona tiroidea provocando que su metabolismo sea más lento de lo que debería. Algunos de los síntomas de un perro con hipotiroidismo son:
  • Falta de energía. 
  • Aumento de peso sin aumento del apetito. 
  • Poca tolerancia a lo frío, ritmo cardíaco lento. 
  • Cambios en la piel - sequedad, pérdida de cabello, decoloración y engrosamiento, infecciones bacterianas. 
  • Infecciones crónicas, incluyendo de piel y oídos. 
  • Desarreglos hormonales - celos muy irregulares o ausencia de celos.
  • Cambios significativos en el comportamiento como depresión, agresión, ansiedad, compulsión, convulsiones. 
En el caso del hipotiroidismo, al menguar la producción de hormonas y reducir el metabolismo del cuerpo, también disminuyen los niveles de serotonina (estabiliza el estado emocional ante situaciones de tensión), norepinefrina (responsable de la respuesta de lucha o huida), y ácido gamma-aminobutírico (GABA) (ayuda a controlar el miedo y la ansiedad cuando las neuronas se sobreexcitan) en el cerebro

La relación de la tiroides y el estado de ánimo es muy estrecha. Es difícil tener alterados los niveles hormonales tiroideos y no notar una severa inestabilidad física y emocional. Las variaciones en los niveles hormonales inciden de manera directa no solo físicamente sino también cognitiva y emocionalmente. La tiroides es muy sensible a los estímulos sicológicos, algunas de las emociones que más relación guardan con la tiroides son la ira, la rabia o el enfado.

¿Crees que el uso del collar, que continuamente roza, golpea, presiona, ahoga. etc... la tiroides, puede alterar su funcionamiento y provocar cambios en el comportamiento de tu perro? Ante la duda merece la pena utilizar un arnés.

https://ddd.uab.cat/pub/clivetpeqani/11307064v16n2/11307064v16n2p111.pdf
http://www.webveterinaria.com/virbac/news19/hipotiroidismo.pdf
https://historiasveterinarias.wordpress.com/tag/glandula-tiroides/
https://mascotas.mercola.com/sitios/mascotas/archivo/2014/06/12/sintomas-de-hipotiroidismo-en-perros.aspx
https://lamenteesmaravillosa.com/tiroides-y-estado-de-animo-cual-es-su-relacion
https://psicologiaymente.net/neurociencias/serotonina-hormona