Anotaciones sobre el seminario de David Mech

En abril del 2013 acudí al seminario organizado por A.E.P.A. que impartió el profesor David Mech en Bilbao y volví con algunas anotaciones y reflexiones que os cuento:
  • En algún momento de la historia, por la hostigación del ser humano, el lobo comienza a temerlo. Los
    lobos de Groenlandia son los mas amigables con el ser humano que ha encontrado el profesor, se acercan con curiosidad. El hombre se beneficia de la presencia de los lobos cerca de sus asentamientos ya que limpian sus deshechos.
  • Una manada de lobos es una familia, una pareja que se une, se aparea y tienen descendencia. El término Alfa no es buen término, se define mejor como macho y hembra reproductores y no ganan su posición a través de la lucha si no a través del apareamiento. Son manadas con un territorio que defienden de los intrusos (otros lobos, osos, pumas...). Esta pareja reproductora tiene su primera camada (aproximadamente 6 cachorros) que crían y alimentan, con 9 meses ya tienen tamaño adulto y se hace difícil distinguirlos de los mayores. Al año siguiente tendrán otra camada que se unirá a la manada y así sucesivamente llegando a convivir 2 ó 3 camadas de distintas edades. Con la madurez los descendientes comienzan a separarse de la familia, alejándose muchos kilómetros, convirtiéndose en lobos solitarios y buscando una pareja para formar su propia manada. Como término medio una manada cambia el 50% de sus miembros cada año: pierde 3 lobos y otros 2 que marchan a formar su propia familia.
  • Los lobos son selectivos, no siempre que un macho y una hembra solitarios se encuentran, se unen como pareja.
  • Sí existe una jerarquía, los padres dominan sobre sus hijos y las crías mas antiguas (2-3 años) sobre las mas recientes pero no con peleas. Esto nos recuerda mucho a una familia humana. Si hay una discusión entre las crías mayores con los padres, son estas las que se separan de la manada.
  • Los lobos adultos, generalmente los padres, pueden coger a sus crías del pescuezo o para trasladarlas a otro sitio, a veces durante kilómetros, o para tumbarlos en el suelo y sujetarlos por el cuello tratando de inmovilizarlas para que no se alejen de la madriguera, soltándolos y dándose la vuelta para que el cachorro le siga, es mas una forma de evitar que se alejen que un castigo. 
  • Hacia las 8 semanas de edad los padres trasladan a los cachorros a un lugar de encuentro con los demás miembros adultos de la manada. No suelen cambiar en el mismo año de madriguera, a lo sumo tienen dos. Los lobos no viven en estas madrigueras, únicamente crían a sus cachorros hasta las 3 semanas de edad  que empiezan a salir y entrar explorando los alrededores y hasta las 8 semanas que acudirán al lugar de encuentro. Hacia las 10-11 semanas de edad, cuando los adultos cazan una presa grande la acercan hasta este lugar de encuentro para los cachorros.
  • A la hora de comer, los padres se hacen cargo de la presa y comen primero, el resto de lobos suplican poder comer como lo haría un cachorro (lamiendo la boca para provocar la regurgitación). Hasta que los padres no tengan suficiente para alimentar a los cachorros no dejan que coman los jóvenes pero aún sabiéndolo, ellos siguen pidiendo. Si la presa es grande y hay comida suficiente, comen todos los miembros de la manada a la vez si la presa es pequeña hay una jerarquía muy marcada en cuanto al orden, sobre todo si hay cachorros, la hembra y el macho reproductores comerán primero las partes mas nutritivas (hígado...) monopolizando la presa para poder alimentar a los cachorros. En el momento de la alimentación y si la presa es pequeña, la hembra domina sobre el macho ya que el macho tiene la necesidad de perdurar su huella genética.
  • Establecen lazos afectivos con los demás miembros de la manada que se refuerzan durmiendo acurrucados. Una nueva pareja de lobos comienzan a dormir cada vez mas cerca uno de otro antes y después de la temporada de apareamiento. Después de los años ya no duermen tan juntitos ¿Nos recuerdan al comportamiento de algún otro animal? ;-). El profesor ha observado durante un año lobos abrazándose poniendo las patas delanteras sobre los hombros de otro lobo tumbándose cara a cara. También los cachorros hasta los 5 meses duermen acurrucados con sus padres.
  • Parece que el aullido también tiene mucho que ver con establecer lazos afectivos pero no está nada claro que función tiene exactamente. Parece que el aullido tiene diferentes papeles, cuando un lobo comienza a aullar, le sigue otro y otro y otro hasta que terminan alejándose todos juntos. Otras veces es la hembra la que aúlla animando a los machos a salir de cacería: la madre aúlla y se sienta y el macho se acerca y aúlla también, repiten esta secuencia durante varios kilómetros hasta que la hembra vuelve a la madriguera y el macho se va a cazar. A menudo comienzan a aullar antes de salir a cazar.
  • Los lobos intentan evitar la endogamia pero si se ven obligados a ello por vivir, por ejemplo, en una isla o en cautividad, se aparearán con familiares directos. En Isla Real toda la manada procedía de 2 machos y una hembra. En esta isla se dan problemas óseos (un número anormal de vértebras) pero no es algo inusual en otros lobos sin endogamia.
  • Como dato curioso, de 131 alces detectados por una manada, los lobos, acaban matando únicamente a 6, el resto consiguen huir antes o después del enfrentamiento.
  • El lobo tiene la capacidad de detectar una característica de debilidad en su presa entre todas las demás (problemas óseos, enfermedades producidas por garrapatas, quistes hidiatídicos, artritis, vejez, ejemplares jóvenes, problemas sanguíneos...) para centrarse en ella y cazarla.
  • El número óptimo de lobos a la hora de cazar es de 4, a partir de ahí no se aprecian diferencias. En el momento de la caza hay varios cazadores y varias presas moviéndose continuamente y a toda velocidad, la planificación y cooperación parecen mas fruto de la casualidad que de otra cosa.
  • Un lobo nunca mata por diversión, en cada cacería arriesga su vida. Un ciervo puede herir gravemente y matar a un lobo con su cornamenta o una pezuña. Los lobos matan y pueden no comer inmediatamente, si detectan un grupo con varias posibles presas puede que maten una detrás de otra sin haberse comido la anterior (caza en exceso), matan mas de lo que pueden comer en un primer momento para poder volver en días, incluso semanas, después a seguir comiendo. Un lobo puede comerse a otro dependiendo del hambre que tenga.
  • Un lobo mata a otro en la mayoría de los casos por una conducta de territorialidad. Los casos de muerte entre lobos se suelen dar en los límites del territorio de otra manada pero el profesor no conoce muertes por enfrentamientos debidos a problemas de comportamiento. Los lobos solitarios pueden luchar entre ellos por una hembra pero no tiene porque haber muerte, la hembra se quedará con el que gane aunque este no fuera su favorito.
  • Son tantos los factores que influyen en el descenso de una población de presas que es difícil saber como interviene el lobo en ello.
                    • Se han intentado diversos y costosos métodos en todo el mundo para controlar las poblaciones de lobos no siendo completamente eficaz ninguno por lo que el profesor considera necesario cazar al lobo en lugares donde matan ganado. Mas comida, mas cachorros, mas lobos.
                    • Aprenden por imitación pero no está seguro de que haya un aprendizaje activo. Hay un aprendizaje por observación. Con ponerle a un lobo un collar eléctrico para que no entre en una granja basta para que los demás no lo hagan. Los lobos tienen una tendencia innata a evitar cosas diferentes.
                    • En India, este de Europa y Nuevo Méjico y Wisconsin hay casos de lobos apareados con perros. No es bueno introducir genes de perros en los lobos.