Manual de supervivencia para gatos en época de fiestas



Porque no todo van a ser perros y porque nos preocupan todos los animales con los que convivimos publicamos este artículo de Laura Trillo Carmona. Laura es terapeuta natural de gatos trabaja desde Terapia Felina la modificación de conducta de gatos en positivo y con terapias naturales, el asesoramiento a propietarios, la prevención de comportamientos indeseados, trabajando con Flores de Bach, Reiki, la comunicación Animal, imparte cursos sobre comportamiento felino, talleres de Flores de Bach, presenciales y on-line, elabora terapias a gatos con problemas, siempre desde el respeto y amor por el gato tal como es y en este artículo ha querido ayudar a nuestros felinos a pasar unas buenas fiestas dándonos unos consejos muy útiles y fáciles de aplicar. GRACIAS LAURA!!!



¿Quién no se estresa en Navidad y en este tipo de fiestas? Viajes, compromisos familiares, compra de regalos, visitas de amigos, fiesta y cenas copiosas... Pues los gatos, se estresan más todavía. Repasemos ciertos asuntos en los que podemos prestar atención para que nuestros amigos felinos estén mejor:

Visitas y ruidos

Si vamos a recibir en casa a multitud de gente, mejor dejaremos al gato en una habitación tranquilo, con todas sus cosas, hasta que pase el follón. Si no lo hacemos el gato probablemente se asuste y se esconda en cualquier parte. Ahorrémosle el disgusto y antes de que vengan nuestros amigos o familiares, proporcionemos al gato un lugar tranquilo en alguna habitación, y avisaremos a nuestros huéspedes que por favor no le molesten. Si pasado un rato el gato está tranquilo, podemos abrir la puerta y dejarlo salir si quiere a saludar a las visitas. Igualmente haremos esto en Nochevieja o cuando oigamos que hay fuegos artificiales o petardos, procurando que las ventanas de casa o de la habitación donde se encuentra el gato estén cerradas. Si el gato está muy asustado o nervioso en estos días, podemos ayudarle con el remedio floral de Bach de Rescue Remedy.

Comidas

Es época de picoteo de todo tipo, comidas y cenas abundantes. Para nuestros animales puede resultar una oportunidad única de comer de todo pero no es bueno para ellos. No es lo mismo que tú le des un trocito de jamón, a que cada persona que está allí le de de lo que está comiendo durante varios días. Al final los pobres animales acaban empachados y con dolor de estómago, llegando incluso a vomitar. No les hacemos ningún favor dándoles tal cantidad de comida diferente a la suya que luego a lo largo del año no hacemos. Premios sí, pero los mismos de siempre. Abstenerse de dar polvorones, y cualquier cosa dulce a los animales, por favor!!

Traslados

Si nos tenemos que ir de viaje a visitar a la familia, lo ideal es dejar al gato en casa, y a ser posible que alguien le vaya a visitar. Puedes consultar los siguientes artículos de Terapia Felina:

"¿Qué hacer con mi gato en vacaciones?"
"Adaptación del gato a un nuevo entorno" -> por si nos lo tenemos que llevar con nosotros a casa de algún familiar o amigo.
"¿Quieres ser mi amigo?" -> por si en esa casa a la que vamos hay más animales.
Pero lo ideal, es dejarlo tranquilo en casa. 

Plantas tóxicas

¡Cuidado! La Flor de Pascua, la más típica de Navidad, es tóxica para los gatos!!! Si las tenéis, ponedlas en un lugar inaccesible para los gatos por favor.

Intento tener un árbol de Navidad

Pero teniendo gatos es una tarea difícil porque se convierte en un divertidísimo parque de atracciones. Sólo hay que tener cuidado de que el árbol no caiga encima de los gatos si están jugando con él, y por favor cuidado con las guirnaldas porque si se lían entre ellas hay riesgo de asfixia o de que se hagan daño en las patas. Además los gatos saben que las figuritas del Belén son perfectas pelotitas para jugar, diversión asegurada! 

¡Regalos!

Quizás con suerte tengamos muchos regalos, que serán a lo mejor muebles nuevos o juguetes para los niños, cosas que están accesibles para el gato. Deja que los gatos huelan todas estas cosas nuevas sin regañarles, dadles acceso libre a todo lo nuevo desde ya para que se vayan habituando a estos nuevos olores y marcando con sus feromonas. No les cortes el acceso a nada nuevo, sino todo lo contrario. Para el gato es mejor y menos estresante tener toda la situación controlada. Y por qué no... quizás haya algún regalo para él! Pero este lo esconderemos hasta que llegue el momento de dárselo ;)