HIPERTERMIA "Golpe de calor"

Artículo de Montse de Abajo para el Nº4 de la revista REC+


Llegado el verano la temperatura del termómetro se dispara ascendentemente, en España temperaturas como 40º- 45º grados pueden perjudicar seriamente la salud de una persona que camine simplemente por la calle.

La hipertermia o llamada de otra forma "golpe de calor" es la elevación de la temperatura corporal por encima de lo normal, es una situación que puede producir serios problemas al organismo dado que muchos órganos corporales dejan de funcionar correctamente cuando la temperatura es muy elevada. 

Dejar a nuestro perro tan sólo unos minutos en el coche puede llevarnos a un desenlace fatal.

La temperatura normal de un perro es de 39". teniendo en cuenta el calor que puede producirse en el interior de un vehículo cuando está a pleno sol de un día de verano, dejar al perro incluso con las ventanas semiabiertas puede hacer que su calor corporal suba a una temperatura altísima que le puede llevar a la muerte. 

Los perros son mucho más sensibles que las personas pues a diferencia de nosotros carecen de glándulas sudoríparas*

* La glándula sudorípara es una glándula tubular enrollada que está situada en la dermis y consta de largos y delgados tubos cerrados por el extremo inferior donde se apelotonan formando un ovillo. Por los poros que se abren al exterior segregan el sudor que es la grasa sobrante liquida con sabor y una textura parecida a la de la orina. 

Los perros en cambio regulan el exceso de calor a través del jadeo, lo cual, les permite eliminar por la saliva de la lengua la temperatura indeseable. También por las almohadillas de los pies y zonas con menos pelo como puede ser la barriga ayudan a la expulsión del exceso de calor.

La clave para que no ocurran incidentes terribles como la muerte en nuestro perro es EVITAR.
  • Cambiar algunas rutinas diarias como el paseo a horas más frescas. (Un poco más pronto a la mañana y retrasar un poco más la salida de la tarde. si hacemos salida al mediodía ésta que sea más corta que de costumbre).
  • Mantener una buena hidratación siempre con agua fresca a su disposición.
  • Poder descansar y protegerse del sol con una buena sombra siempre que quiera y necesite. 
Y en el caso de que suceda el golpe de calor, llevarlo al veterinario inmediatamente. mejor no bajar la temperatura mojándolo o empapándolo, esto le haría empeorar. pues podríamos provocar el efecto contrario, "hipotermia". 

Sacarlo del lugar donde se provocó el golpe de calor y que el calor corporal descienda por si sólo.

Podemos refrescar cuidadosamente (sin empapar, repito) con un paño húmedo o un vaporizador zonas del cuerpo como cabeza, ingles y axilas, también intentar hidratarlo con una gasa o paño intentando que beba (poco a poco sin grandes cantidades) hasta llegar al lugar donde le atiendan profesionalmente.

Os adjunto unos datos de gran interés y que nos pueden ir muy bien tener en cuenta y memorizarlos para que no nos pueda ocurrir nunca algo así. El golpe de calor puede producirse según nos informan en "Fundación Altarriba":

Entorno:

  • Altas temperaturas en el exterior.
  • Temperatura moderada en el exterior después de varios días de calor sofocante.
  • Humedad ambiental alta, que dificulta la propia eliminación de vapor de agua del animal.
  • Espacio reducido y/o mal ventilado: coche, habitación, patio pequeño, balcón, trasportín.
  • Agua: poca cantidad. no fresca.
  • Carencia de sombra.
  • Suelos de cemento.
  • Accidente por ahogamiento intentando llegar a la sombra o más agua en perros que viven atados.

Animal

  • Muy joven o muy viejo.
  • Enfermo: Insuficiencia cardíaca, insuficiencia respiratoria, estrés.
  • Braquicéfalo (morro muy chato).
  • Obesidad.
  • Color de pelo oscuro.
  • Digestión. Evitar dar la comida durante el día mejor tarde noche cuando el calor desciende.
  • Ejercicio flsico.
y sus síntomas son:
  • Aparecen cuando la temperatura interna supera los 42º.
  • Astenia. Falta o decaimiento considerable de fuerzas.
  • Temblores musculares.
  • Cianosis. Coloración azulada de piel causada por la deficiente oxigenación de la sangre.
  • Negativa a moverse.
  • Respiración muy rápida o muy costosa.
  • Aumento del ritmo cardíaco.
  • Alteración del color de las mucosas: encías, ...
  • Alteración en la salivación.
  • Tambaleo.

CONSECUENCIAS

  • Pérdida corporal de azúcar y sales.
  • Petequias. Pequeñas manchas de sangre en la piel.
  • Hemorragia gastrointestinal.
  • Insuficiencia hepática.
  • Insuficiencia renal.
  • Edema cerebral.
  • Fallo multiorgánico.
  • La muerte de pacientes ingresados en estado grave puede sobrevenir en 24 horas por depresión y parada respiratoria.

REFLEXIONES

Un factor que favorece la posible aparición de golpe de calor es el cambio radical de rutinas diarias que ocurren en las vacaciones, alterando horarios de paseo, etc.

Tampoco deberíamos olvidar que los perros acostumbrados a no hacer ejercicio y a paseos cortos en su vida diaria, puede ser una exigencia muy grande una excursión de 4 horas por ejemplo.

Una buena idea seria intentar adaptarle la buena rutina vacacional gradualmente y dejar las excursiones (si la temperatura de la zona lo permite) para cuando nuestro perro haya adquirido un poco más de "tono" físico.

En cuanto a la educación canina y el adiestramiento, en la lista encontramos motivos más que suficientes para añadir a los ya conocidos de moderar y revisar nuestra metodología de trabajo.

El estrés generado en una sesión de trabajo podría favorecer enormemente la aparición del golpe de calor. Recordar que uno de los síntomas físicos del estrés es el jadeo.

La adrenalina que actúa en los momentos de estrés, prepara al organismo para la exigencia o emergencia, en el fondo esta disponiéndolo para la huida o la lucha, aunque nunca suceda, por ello espesa la sangre, y para oxigenarla el perro necesita jadear. 

Y es importante recordar que la activación y el efecto de la hormona pueden perdurar en el organismo horas odias.

Además la inducción de algo tan frecuente y normal en los propietarios de hacer ejercicio, o juegos excitantes de activación (persecución o lucha) podría favorecer la subida de la temperatura interna en el perro, as! como un aumento del estrés para afrontar esa exigencia física.

Una buena recomendación seria trabajar en sesiones más cortas (5 min podrían bastar), en horas en las que las temperaturas descienden, y enfocadas mucho más a "pensar" que a "activar".

También puede ser gratificante para los perros que les guste mucho el agua y nadar, hacer mini sesiones de adiestramiento, para después premiar el éxito con el acceso al río o lago junto al que estamos trabajando.

Por último, también sería una excelente opción dejar tranquilos a nuestros perros. 

Y porque no, darles unas merecidas vacaciones para que hagan de " perro", con O de trabajo y sí buenos paseos relajantes en lugares sombríos y a horas más fresquitas. ¡Esto sería genial que ocurriera en un 80% del tiempo de sus vidas! 

¡¡Precaución queridos amigos perrunos!! El verano debe ser sólo y exclusivamente para disfrutar. los errores mejor dejarlos guardados en una carpeta bien cerrada ...

¡¡Buen verano a todos!! ¡¡Nos vemos a la vuelta!!

Montse de Abajo
www.bluenitdogs.com

Bibliográfica:
wikipedia y Fundación AItarriba

Artículo de Montse de Abajo para el Nº4 de la revista REC+